2019 Inmuebles sostenibles e hipotecas sostenibles para particulares Xavier Mertens, CEO de Inclusio

La inmobiliaria Inclusio invierte en vivienda social. Su modelo único combina un sólido objetivo social con una rentabilidad justa. En asociación con operadores públicos como las agencias de vivienda social, Inclusio forma parte de la respuesta al problema de la escasez de vivienda social en Bélgica.

¿Qué inspiró este proyecto?

En Bélgica, existe una gran necesidad de vivienda social y la demanda no deja de aumentar. En Flandes, en 2017, había 135.000 personas en lista de espera. Un año después, había 20.000 más. Y la situación es similar en las otras dos regiones del país. Además, las administraciones ya no disponen de los recursos necesarios para invertir en vivienda social, como sí sucedía en los años sesenta y setenta. Además, tienen que renovar el stock de viviendas. En consecuencia, ya no son capaces de responder a la demanda.
Este es el contexto en el que hemos desarrollado el modelo de Inclusio: una empresa de inversión en bienes inmobiliarios con propósito social.

¿De qué forma es innovador su enfoque?

Desde que se creó en 2015, Inclusio ha demostrado que, en el mundo de las inmobiliarias, es posible combinar un sólido objetivo social, una rentabilidad justa y un riesgo bajo. Se trata de algo único y nuevo en el sector. Ninguna otra inmobiliaria belga tiene un objetivo social semejante.

¿Cómo lo hacemos? Pues compramos o construimos bloques de viviendas. A continuación, los arrendamos mediante alquileres a muy largo plazo a operadoras públicas como las agencias de vivienda social por un precio que está un 25 o un 30% por debajo del valor de mercado. Las agencias alquilan después los pisos por un alquiler aún más bajo a familias que están esperando una vivienda asequible.

Al mismo tiempo, trabajamos con organizaciones sin ánimo de lucro para que aproximadamente un 25% de nuestras viviendas sean para las personas más vulnerables (migrantes, personas sin hogar o con discapacidad).

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en su organización?

Para seguir desarrollando nuestra cartera de inmuebles y comprar o construir nuevas viviendas, necesitamos ampliar constantemente nuestros recursos financieros con nuevas fuentes de financiación. Triodos Bank nos permite conseguirlo con los créditos que nos ha concedido desde hace ya más de un año. El hecho de que un banco ético como Triodos confíe en nosotros confirma la credibilidad de nuestro modelo social.

¿Qué impacto ha tenido su organización en su sector?

Si nos comparamos con el sector de la vivienda social en su conjunto, todavía somos un operador modesto. Contamos con un stock de 410 unidades, pero queremos llegar a las 3.000 viviendas sociales en 2025. A medio plazo, nuestro papel puede ser muy importante, porque el sector tiene unas necesidades apremiantes. Inclusio forma parte de la solución global que esperamos lograr gradualmente para abordar el problema de la vivienda social en Bélgica.

¿Cuál es el impacto local de su organización?

Se puede calcular el impacto de distintas formas. En primer lugar, a través del número de viviendas asequibles que incorporamos al mercado. Si conseguimos nuestro objetivo para 2025, ¡habremos ayudado a 3.000 familias! En segundo lugar, tenemos el objetivo de conseguir que algunas de nuestras viviendas estén a disposición de los más vulnerables (migrantes, personas sin hogar, etc.).

¿De qué manera comparte Triodos Bank su visión?

Triodos Bank e Inclusio son B Corps certificadas: cumplen unos estrictos criterios éticos, medioambientales y sociales. Compartimos valores comunes y todo lo que hacemos tiene una motivación social. En el sector inmobiliario, lo que nos distingue de una empresa convencional es que únicamente participamos en operaciones que tienen un aspecto social. Ese es nuestro criterio de selección fundamental. Por lo tanto, es natural que haya sintonía con Triodos Bank, que aplica el mismo enfoque a sus operaciones bancarias.