Panorama mundial en 2011

El año 2011 estuvo marcado por el clamor generalizado solicitando un cambio, incitando con frecuencia al profundo malestar social. Ante un escenario con la Primavera Árabe, el movimiento 15-M en España y el efecto viral del movimiento de Ocupación de fondo, la voz de la sociedad civil instó al planteamiento de un amplio debate y, en algunas ocasiones, a emprender acciones específicas.

Los movimientos de protesta contra la energía nuclear que tuvieron lugar en Alemania tras el desastre de Fukushima impulsaron la eliminación gradual y permanente de la energía nuclear, mientras que en el Reino Unido, la Comisión de Banca Independiente publicó un informe diseñado para poner freno a los excesos del sector bancario, tan duramente criticados.

Los nuevos planteamientos sobre la función de los bancos y el éxito logrado por Triodos Bank en el desarrollo de una alternativa creíble, determinaron una mayor conciencia de la sociedad con respecto al modelo bancario.

Esta concienciación suscitó la creación de comunidades de seguidores de Triodos Bank a través de las redes sociales, dando cobertura mediática a los acontecimientos públicos en muchos de los países en los que operamos. Nuestra página web promedió unas 640.000 visitas al mes, por ejemplo, y solo la sucursal española atrajo a más de 12.000 personas a 150 conferencias públicas.

La cobertura dada por los medios de comunicación holandeses a la cultura de incentivos (bonus) establecida en el sector bancario convencional, y el enfoque tan distinto de Triodos Bank al respecto, determinó que se multiplicara por seis el número de clientes nuevos en los meses de marzo y abril de 2011.

¿Cómo lo hemos conseguido?

Para hacer frente a los planes de crecimiento y aumentar así su impacto positivo en la sociedad, el medio ambiente y la cultura, Triodos Bank necesita ampliar su base de capital social. En 2011 superamos los objetivos, con una captación de capital de más de 75 millones de euros, principalmente a través de las exitosas campañas realizadas en los Países Bajos, España y Bélgica.

Triodos Bank ha seguido creciendo en todos los países. El mayor ritmo de crecimiento se registró en España, donde se abrieron cinco nuevas oficinas y se duplicó el número de clientes y de titulares de certificados de depósito durante el ejercicio, hasta alcanzar los 60.000 y 3.400, respectivamente.

Las actividades de préstamo a un amplio rango de empresas sostenibles, desde el sector de las energías renovables en Alemania hasta el cuidado de personas mayores en Bélgica, superaron los ambiciosos objetivos marcados en un 40%, 32% y 23% en el Reino Unido, Bélgica y España, respectivamente. La sucursal alemana, en su segundo ejercicio financiero completo, formalizó operaciones de préstamo por valor de 167 millones de euros, superando las previsiones.

En comparación con la tendencia actual en el sector, las tasas de créditos fallidos en todos los países donde operamos se han mantenido en niveles bajos.

La última sucursal de Triodos Bank en abrir, Alemania, ha conseguido afianzarse en el mercado local tras este segundo año desde su apertura.

A pesar de la intensa competencia existente por la captación del ahorro en todos los mercados, la tasa de crecimiento global se situó en el 24% en todas las sucursales, destacando la sucursal holandesa con 197.000 clientes.

Triodos Bank combina un enfoque sencillo basado en valores con una excelente prestación de servicios a sus clientes.

Aunque nuestro objetivo no consiste en ganar premios, nos alegra que la sucursal holandesa se haya clasificado entre los primeros puestos en la encuesta de satisfacción de clientes realizada por una importante cadena de televisión.