Informe del Consejo de Administración

La principal responsabilidad del Consejo de Administración es supervisar y analizar el desarrollo de las actividades de Triodos Bank en el cumplimiento de su misión. Además, asesora al Comité Ejecutivo.

Triodos Bank en el actual contexto económico y financiero

En un contexto de constantes turbulencias en las economías y los mercados financieros, el Consejo de Administración se alegra de que Triodos Bank haya sabido gestionar su crecimiento y desarrollo de forma positiva, manteniendo además un nivel justo de rentabilidad y siendo un punto de referencia para los grupos de interés que buscan nuevas formas de ‘hacer banca’.

El año 2012 ha estado marcado por un flujo incesante de nuevas regulaciones en el sector bancario, tanto a nivel nacional como internacional, tales como el incremento de los requisitos de capital y los nuevos requerimientos de gestión de riesgos y de esquemas de retribución. Aunque es indispensable disponer de una legislación más eficaz, esta solo puede abordar parte de los problemas estructurales y culturales tan profundamente arraigados en el sector bancario.

Hechos relevantes en 2012

El pasado año 2012 ha comenzado el plan estratégico a tres años, adoptado en 2011. Aunque las circunstancias externas han cambiado, no se ha considerado necesario realizar ninguna modificación sustancial a dicho plan. La claridad en la dirección y un crecimiento sostenible, basado en un nivel realista de beneficios y en la convicción de que la banca sostenible satisface una necesidad real, siguen siendo los elementos clave de la misión del banco.

El Consejo de Administración ha estado al corriente de los temas importantes que afectan a Triodos Bank. Por ejemplo, reconoce la importancia de explorar nuevos sectores que se adapten a la estrategia del banco. Al mismo tiempo, quiere comprender con mayor profundidad los riesgos asumidos y las conclusiones aprendidas con respecto a las actuales actividades de préstamo.

El Consejo ha sido informado sobre el funcionamiento de los sistemas de evaluación global de riesgos y de información para la gestión implementados en 2011. También revisó, junto con la alta dirección, la financiación a proyectos relacionados con la biomasa, debido a las importantes pérdidas sufridas en este sector.