Unidad en la diversidad

Para Triodos Bank, la unidad en la diversidad supone que queremos estar plenamente conectados con nuestros sectores dentro de la economía real de los países donde estamos. Somos un banco europeo con un número creciente de sucursales que operan, y colaboran, en cinco países y culturas diferentes. Los fundamentos sostenibles en los que basamos nuestro trabajo se enriquecen con esta diversidad. Esto resulta evidente tanto a nivel geográfico, a través de las oficinas ubicadas en Holanda, Bélgica, Reino Unido, España y Alemania como en los distintos sectores en los que operamos en esos mercados. A finales de 2012, Triodos Bank incrementó su diversidad geográfica con una nueva oficina de representación en Francia.

Todas las oficinas son responsables de ampliar el capital social en sus países, algo que hemos hecho una vez más en 2012. Este capital es crucial porque nos permite ampliar la concesión de préstamos a empresas pioneras en sectores sostenibles que contribuyen a una economía más justa y ecológica. Así mismo pretendemos captar depósitos para cubrir nuestras necesidades de financiación en cada país, ya que es preciso tender hacia una economía más sostenible en todos los países donde estamos presentes.

Una estructura organizativa formada por una red de oficinas ubicadas en distintos países, pero estrechamente interconectadas y autosuficientes, nos permite comprobar que nuestro modelo es sostenible, relevante y que funciona en diferentes lugares. Los países en los que operamos han tenido que hacer frente a distintos desafíos durante el año, que han sido afrontados con éxito desde todas las sucursales, tanto desde un punto de vista colectivo como individual. La conexión de Triodos Bank con la economía real y las relaciones estrechas y directas que mantiene con sus clientes han permitido al banco registrar un crecimiento por encima del 20% de su balance. Se captaron más de 96 millones de euros de nuevo capital social y se atrajo a cerca de 82.000 nuevos clientes durante el ejercicio. Desde que se inició la crisis bancaria en 2008, Triodos Bank ha duplicado sus cifras de crecimiento.

Estos resultados son solo una parte de lo que Triodos Bank representa para sus clientes, que ven en nosotros un banco sólido y transparente, cuya actividad bancaria se basa en la captación de ahorros y la concesión de préstamos. Como resultado, los grupos de interés – ya sean depositantes, prestamistas o inversores – confían en que gestionaremos sus finanzas de forma eficaz.

El banco establece relaciones valiosas en los sectores sostenibles donde opera. Desde una perspectiva bancaria, conocemos en persona a las empresas que financiamos, lo cual nos permite realizar una gestión eficaz del riesgo. Este enfoque, junto con la diversidad geográfica y sectorial sobre la que se basa, ha permitido a Triodos Bank desarrollar un modelo bancario sólido y solvente.

Un ejemplo de negocio sólido

Este modelo de negocio funciona en la práctica, no solo en el caso de Triodos Bank, sino también de otros bancos con valores de todo el mundo. Durante 2012 la Alianza Global para una Banca con Valores (GABV), una red creciente formada por 21 bancos sostenibles cofundada por Triodos Bank en 2009, publicó un estudio que comparaba la rentabilidad de los bancos sostenibles con la de los mayores bancos del mundo entre 2002 y 2011. El estudio abarca el período anterior al inicio de la crisis en 2008, e incluye los buenos resultados de las entidades sistémicas durante esos años.

En contra de casi todos los preceptos financieros, los bancos sostenibles superaron en términos de rentabilidad a los bancos más reconocidos del mundo. El informe establecía que los bancos sostenibles conceden más préstamos, presentan mayor crecimiento y tienen posiciones de capital más sólidas en términos relativos. El estudio mostraba, por ejemplo, que los bancos sostenibles asignan una proporción mucho mayor de sus balances al préstamo, en comparación con los grandes bancos. El ratio de préstamos sobre el activo de los bancos sostenibles (72%) era casi el doble que en los grandes bancos (41%) durante el período analizado.

Un nuevo ecosistema financiero

Este estudio es importante, porque cuestiona conceptos tradicionales como el de ‘cuanto mayor tamaño, mejor’, especialmente si se mira solo desde el estrecho prisma de la maximización del beneficio. También muestra la necesidad de una mayor diversidad en el sector bancario, y desmiente con argumentos suficientes la idea de que la única forma de supervivencia sea tener un mayor tamaño. Si queremos un futuro financiero sin los defectos del pasado, y aún más importante, que contribuya a una economía más justa, sostenible, con mayor conciencia medioambiental y próspera, necesitamos un sistema bancario constituido por una rica ecología de bancos de distintos tamaños, con mayor proximidad geográfica y especialización sectorial.

Los bancos como Triodos Bank contribuyen a la diversidad; al igual que en la naturaleza la biodiversidad proporciona mayor resistencia, este mismo concepto se traslada a la economía. Los bancos de menor dimensión desempeñan un papel vital en la consecución de este equilibrio, contribuyendo al logro de un entorno bancario diverso y adaptado a las necesidades del futuro.