Código Bancario holandés

El Código Bancario holandés (“el Código Bancario”), que entró en vigor a partir del 1 de enero de 2010, establece una serie de recomendaciones y principios cuyo objeto es garantizar las mejores prácticas profesionales en el sector bancario. El Código Bancario se centra principalmente en la estructura de gobierno corporativo y sitúa los intereses del cliente en el epicentro de la actividad bancaria, un enfoque que coincide plenamente con la visión y los principios de negocio de Triodos Bank. Los clientes son un grupo de interés clave en todas las actividades y en la misión de Triodos Bank.

Triodos Bank cumple, en general, los principios establecidos en el Código Bancario, a excepción de uno: Triodos Bank ha optado por no fijar una remuneración variable basada en objetivos o logros financieros predefinidos, ya que esto podría fomentar una cultura de asumir mayores riesgos.

Triodos Bank controla, identifica y resuelve los casos de incumplimiento de los principios establecidos en el Código Bancario de manera continua. Puede encontrar más información sobre la implantación por Triodos Bank de las disposiciones establecidas en el Código Bancario, incluido el informe completo “cumplir o explicar” exigido en virtud del Código Bancario, en la página web.