Requerimientos de capital y liquidez en las Regulaciones de Basilea III

Los organismos reguladores demandan un sector bancario más resistente, con mayores requisitos de solvencia hacia los bancos y unos estrictos requisitos de liquidez, tales como los establecidos por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea. Basándonos en las últimas informaciones disponibles, Triodos Bank ya cumple ampliamente con los requisitos de capital y de liquidez establecidos a partir de 2019, conocidos como Basilea III.

La estrategia de capital de Triodos Bank consiste en mantener un fuerte nivel de capitalización. Esto se ha convertido en un objetivo estratégico aún más importante, debido a la entrada en vigor tras la crisis financiera de los nuevos requerimientos de capital. Triodos Bank pretende lograr un ratio de solvencia obligatorio del 14% aproximadamente, bastante por encima de nuestros propios cálculos internos de capital económico, para así poder garantizar un perfil de riesgo saludable y seguro. La calidad del capital es importante, así como el ratio de solvencia. Casi el 100% de la solvencia de Triodos Bank procede de los fondos propios. Los cálculos de capital económico resultan del Proceso de Valoración de la Adecuación del Capital Interno anual y es objeto de revisión por el Banco Central Holandés.

En 2013 Triodos Bank realizó con éxito una ampliación de capital entre sus inversores y clientes, que superó los objetivos y recaudó un importe de 68 millones de euros. Esto ha ayudado a la entidad a mantener un ratio de solvencia BIS del 17,8% a finales de 2013, muy por encima de los requerimientos legales e internos.

La posición financiera de Triodos Bank ha seguido caracterizándose por su elevada liquidez durante 2013. La política del banco consiste en invertir los excesos de liquidez en activos altamente líquidos en el país en el cual se hayan captado los fondos. En Holanda se ha invertido el excedente de liquidez principalmente en obligaciones del Estado holandés, así como en deuda emitida por ayuntamientos, entidades bancarias y por el Banco Central Europeo. En Bélgica, la mayor parte de la liquidez se invirtió en obligaciones del Estado belga y en depósitos bancarios. En España, parte del exceso de liquidez se invirtió en obligaciones del Estado español. En el resto de países donde opera Triodos Bank, los excesos de liquidez se depositaron en otros bancos.

Tanto el ratio de cobertura de liquidez como el ratio de financiación neta estable (LCR y NSFR, respectivamente, por sus siglas en inglés) se sitúan muy por encima de los límites mínimos establecidos por Basilea III.

Informe de Control Interno

El Comité Ejecutivo es responsable del diseño, implementación y mantenimiento de un sistema adecuado de control interno de la información financiera. La elaboración de la información financiera es el resultado de un proceso estructurado llevado a cabo por varios departamentos y áreas de trabajo, bajo la dirección y supervisión de la dirección financiera de Triodos Bank.

El Comité Ejecutivo es responsable de las funciones de gestión de riesgos y cumplimiento normativo. Ambas funciones se desempeñan de forma conjunta para desarrollar y ejecutar los procedimientos y las políticas de riesgos que incluyen la identificación, medida, valoración, reducción y control de los riesgos financieros y no financieros. La función de cumplimiento normativo juega un papel clave en el seguimiento del cumplimiento por parte de Triodos Bank de las normas y regulaciones externas y de las políticas internas. El adecuado funcionamiento de la gestión de riesgos y el cumplimiento normativo como parte del sistema de control interno es, con frecuencia, un tema de discusión con el Comité de Auditoría y Riesgos. La función de auditoría interna de Triodos Bank proporciona una garantía independiente y objetiva de evaluación de los sistemas de gobierno corporativo, control interno, cumplimiento normativo y gestión de riesgos de Triodos Bank. El Comité Ejecutivo, bajo la supervisión del Consejo de Administración y su Comité de Auditoría y Riesgos, es responsable del desarrollo de todas las funciones de auditoría interna y de comprobar la integridad de estos sistemas.

La estructura de gestión de riesgos del banco constituye la base para el proceso de elaboración del informe de control interno integrado. El Comité Ejecutivo valora si este proceso da lugar a la emisión de un informe que garantice una evolución positiva para los próximos años.

Los sistemas de gestión de riesgos y de control proporcionan una garantía razonable, aunque no absoluta, con respecto a la fiabilidad de la información financiera y a la elaboración e imagen fiel de sus estados financieros.