2019 Arte y cultura Guido Mensink, director de G.T. van der Bijl B.V. y fundador de Gedachtegoed

¿Qué inspiró este proyecto?

Los molinos de G.T. van der Bijl situados en Kostverlorenvaart, en la parte occidental de Ámsterdam, son los más antiguos del mundo. Las construcciones originales, con el paltrokmolen (molino con eje de madera) de De Otter en el centro, se han conservado intactas.

Solía haber unos 26 aserraderos en Ámsterdam y De Otter es el más antiguo que se conserva. Construido en 1631, en su momento fue el primer aserradero de Ámsterdam. En la actualidad, es también el último. Eso hace que sea todavía más importante que se siga protegiendo y, como con su entorno, que se restaure preparándolo para el futuro. G.T. van der Bijl BV compró el lugar en 2019, consiguiendo el espacio necesario para trabajar en la restauración, el mantenimiento y la sostenibilidad de este elemento del patrimonio cultural de Ámsterdam.

¿De qué forma es innovador su enfoque?

Nos encanta crear zonas interesantes, saludables y sostenibles, así como usar el modelo de experiencia local para este proyecto. Lo hacemos de forma sostenible, ya que el desarrollo solo tiene sentido si aporta valor al barrio durante las próximas décadas.

Además, queremos asegurarnos de que provocamos el menor impacto posible en el mundo que nos rodea. Por ejemplo, durante la renovación de la zona de G.T. van der Bijl, instalaremos bombas de calor, usando materiales circulares para el aislamiento, e intentaremos provocar la menor huella ecológica posible. En estos momentos, estamos trabajando en una hoja de ruta sostenible en asociación con nuestros molineros, Het Oversticht y De Groen Grachten, asesor y director de la ejecución, para mejorar la sostenibilidad de los edificios históricos. Estos expertos nos están ayudando a optimizar la sostenibilidad del lugar en cuestiones como el consumo y la generación de energía y el uso de materiales.

¿Qué impacto ha tenido Triodos Bank en vuestra organización?

La financiación de Triodos Bank nos ha permitido insuflar una nueva vida en este lugar, con el objetivo de restaurarlo y recuperar su estado original, para que sea sostenible y lograr que el molino vuelva a funcionar permanentemente. Triodos Bank nos está ayudando a crear un lugar preparado para el futuro, en el que las próximas generaciones aún puedan disfrutar del rico patrimonio cultural de Ámsterdam. Estamos muy orgullosos de poder afrontar este desafío en cooperación con un banco sostenible como Triodos Bank.

¿Qué impacto ha tenido este proyecto en su sector?

Esperamos inspirar a otros y demostrar que es posible restaurar un lugar con historia y hacerlo sostenible. Por supuesto, se trata de un proceso complejo y seguiremos afrontando retos, pero creemos firmemente que hay que añadirle valor y lograr un impacto positivo.

¿Cuál es el impacto local de este proyecto?

Estamos creando un impacto positivo al buscar continuamente soluciones innovadoras que facilitan un cambio social. También creemos que no podemos hacerlo solos, por lo que estamos trabajando con otros molineros, vecinos del barrio y otras partes interesadas. Hemos trabajado con varios molineros especializados durante los últimos años para asegurarnos, literalmente, de que le damos un nuevo aire a nuestros molinos.

Este lugar está en continuo desarrollo. Los molineros dieron la bienvenida a los primeros vecinos y otras partes interesadas durante el mercado navideño de 2018. Desde abril de 2019, el molino ha estado funcionando continuamente y el pasado verano realizamos una profunda renovación y pintamos toda la madera. El pasado otoño, por primera vez en 15 años, el molino serró toda una viga de madera; un verdadero hito tras muchos años de inactividad.

¿De qué manera comparte Triodos Bank vuestra visión?

Triodos Bank cree que el dinero puede cambiar el mundo e invierte en más de 5.000 proyectos de gran impacto en 45 países de todo el planeta. Está ahí para cualquiera que quiera marcar la diferencia y lograr un impacto positivo en las personas y la sociedad.

La Edad de Oro empezó literalmente aquí en Ámsterdam, en parte en este lugar. Estamos trabajando duro en la transición a una Edad Verde y nos encanta que Triodos Bank comparta nuestra visión y que podamos avanzar juntos hacia este objetivo compartido.

Fotografía: Jan-Jaap Hubeek